3 may. 2018

Metro de Santiago - A quién se le pudo ocurrir

Qué decisión estética más fea, la que tuvieron en su momento en la estación Baquedano. Plasta roja sobre caluguitas clásicas. Pero los mosaicos perviven. ¡Salvemos los mosaicos!

1 comentario:

  1. Nací en los años 90 pero igual crecí en Santiago con esos mosaicos, con una textura y forma que los distinguen de los actuales (que son estériles y duras en comparación). Me gustaría conocer en detalle cómo los hacían para que no se pierdan con el tiempo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...