27 nov. 2014

Colección "Autos para el recuerdo" No. 1: Chevrolet Opala SS

Este lunes salió el primer número de "Autos para el recuerdo" (listado aquí) en Chile, y aquí pueden verlo. Un Chevrolet Opala a fricción!

En una escala indeterminada alrededor del 1:36, y con fabricante desconocido, me parece una espectacular adición a mi colección. Están a $4.490, y el próximo número sale en dos semanas. Más fotos tras el salto.


El Opala fue un auto producido por la GM de Brasil, entre 1968 y 1992. Cerca de un millón de estos autos fueron fabricados. El auto fue una combinación local de la carrocería del Opel Rekord alemán, con motores Chevrolet de Estados Unidos, resultando un exitoso tope de gama. El nombre, Opala, evoca su origen Opel y al Chevrolet Impala, aunque oficialmente corresponde al nombre de una piedra preciosa, el ópalo (opala en portugués). Los motores ofrecidos originalmente eran de 2.500 (cuatro cilindros) y 3.800 cc (seis en línea).


La variante SS salió en 1971, con un motor de 4,1 litros. Aquí vemos un SS real, en los mismos colores, en un show en Brasil. Video de "Mapa Sos". Más info sobre la historia del Opala, aquí: Opala: um Chevrolet inesquecível, da origem até as pistas.


La miniatura representa el primer gran rediseño del Opala, efectuado en 1975 y que involucró un nuevo frontal y la incorporación de cuatro focos redondos en la trasera, en lugar de los originales rectangulares. La misma generación del Opala que primero recibimos en Chile, a fines de los setenta. Los modelos que circularon por nuestras calles fueron principalmente de 4 puertas, muchos los recuerdan como taxis, autos de Carabineros, la CNI e Investigaciones. 


Volviendo al ejemplar a escala, esta es una mirada a un Opala SS estacionado en una calle de Brasil, vía Registros Automotivos do Cotidiano.

El autito tiene fricción (o sea, si lo hacen retroceder, sale disparado hacia adelante) y abre las puertas, lo que lo hace un excelente juguete. Lo mismo lo hace ser menos detallado que un modelo "de coleccionista", usualmente en 1:43, como el de "Carros Inesqueciveis". Por ejemplo, el motor que le da la retrofricción ocupa espacio de los asientos traseros, quitando realismo a la miniatura. 


Con todo aquello, este auto me encanta. Sí, preferiría una miniatura más detallada y en escala 1:43, pero este lindo juguete me alegra el alma. Es tal como los autitos con que casualmente jugaba de chico, es entretenido y a la vez está bien hecho. ¡Y representa un auto brasileño! Algo impensable para mi yo infantil de pequeño coleccionista. Me hubiera encantado que modelos así fueran disponibles entonces. Es un gran momento para el diecast.


Además, es menos frágil que un 1:43 detallado, así que se puede tocar y jugar con él con menos culpas. No hay indicación alguna sobre quien pueda ser el fabricante de esta miniatura, ni siquiera el tradicional "Made in China". Sospecho de PCT, la matriz de Ixo, que ha hecho autos en esta escala para Hyundai como promocionales, por ejemplo. Pero hasta el momento no tengo certeza.
Foto: Opala Especial en Tumblr.
Para cerrar, algunas fotos de Opalas en Chile, desde mi Flickr, donde pueden encontrar varias más


1 comentario:

  1. Me compre uno de estos modelos hace un par de horas y la verdad es que esta bueno bueno...y a buen precio..

    ResponderEliminar